Todo comenzo en el año 2005…

En la costa de Jalisco, donde el sol se sumerge en el mar y la selva abraza el horizonte, se encuentra un rincón de ensueño: Casitas Maraika.

Este exclusivo y misterioso refugio, ubicado a solo 15 minutos en lancha desde Boca de Tomatlán, es mucho más que un simple destino de playa.

Tres encantadoras casitas frente al mar y tres suites en lo profundo de la selva, todas ellas meticulosamente construidas a mano y adornadas con detalles únicos, ofrecen a los visitantes una experiencia verdaderamente exclusiva.

Cada rincón de Casitas Maraika cuenta una historia, cada detalle revela un secreto por descubrir.
El ambiente de Casitas Maraika es mágico y poético.

Aquí, la música y la naturaleza se funden en una armonía perfecta, creando un escenario donde el tiempo parece detenerse. Bajo el cielo estrellado, entre el susurro de las olas y el canto de las guacamayas, los visitantes son invitados a sumergirse en un mundo de sueños y fantasía.

Casitas Maraika es mucho más que un destino turístico; es un lugar donde los sueños se hacen realidad y los corazones encuentran su verdadero hogar.

Descubre la magia de Casitas Maraika y déjate llevar por una experiencia que nunca olvidarás.

Casitas Maraika es la mejor opoción para tu boda

×